Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Una chica mete un paquete radioactivo en un edificio

22/10/2019

Lo más importante de esta historia es la lección final. Más allá de las buenas intenciones, la aventura de la granadina deja un mensaje claro en voz de la propia Policía Nacional: «En caso de encontrar un paquete de estas características: No tocar. No mover. Y llamar inmediatamente a la Policía». Dicho lo cual, esto es lo que pasó el miércoles pasado, cuando una caja que transportaba contenido radioactivo apareció en un paso de cebra.

Eran las 8.45 de la mañana. Mónica Alférez, directora freelance de proyectos de marketing, conducía hacia el CETIC (Centro de Empresas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación), donde tenía una reunión en la agencia de comunicación Terceto, donde colabora. Entonces, justo enfrente del edificio, vio un paquete en mitad de la carretera. «Pasé de largo. Conforme giraba pensé que si alguien iba en moto o en bici se podría dar un piñazo. Así que volví a quitarla de en medio». Al bajar del coche, la pegatina de la caja la miró directamente a los ojos: «Entrega urgente», decía, a un hospital privado. «No miré más la caja. No me percaté de otras pegatinas ni tuve curiosidad de darle más vueltas. La metí en el coche rápidamente y pensé que tenía que llamar al hospital; pensé que le iba a salvar la vida a alguien». Una vez aparcada, con calma, giró la caja y se topó, ahora sí, con una enorme pegatina en la que se leía «material radioactivo».

Mónica subió al edificio con la caja misteriosa y llamó al instante al hospital que indicaba la tarjeta, que se encontraba en Benalmádena. Le dijeron que llamara a la policía. «Llamamos. Les conté lo que había encontrado. Y al momento me llamaron otra vez, de la Policía Nacional para saber dónde estaba, si tenía el paquete, en qué estado estaba. Unos minutos más tarde llegaron hasta cuatro agentes de la Policía Nacional, incluyendo especialistas del TEDAX.

La Policía Nacional, tras comprobar que no había filtración y adoptar las medidas de seguridad para trasladar el paquete, aprovechó para lanzar un mensaje doble a los presentes. Por un lado, tranquilizador: «No debe generarse alarma, estamos preparados para actuar en estos casos, poco habituales». Y, por otro, didáctico: «Este tipo de paquetes no se deben tocar. Ni mover. Se debe avisar a la Policía Nacional inmediatamente».


(Fuente: Ideal Granada)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 26/02/2019
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS