Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Una herramienta olvidada desencadenó la caída del F-18 en Torrejón en 2017

24/09/2019

Una herramienta de 15 centímetros, olvidada en el motor derecho, desencadenó el accidente que, el 17 de octubre de 2017, nada más despegar de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), sufrió un caza F-18. Tras casi año y medio de trabajo, la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) ha concluido su informe sobre el siniestro en el que murió el teniente Fernando Pérez Serrano. La investigación constata una cadena de actuaciones contrarias a los procedimientos, pero no aclara quién tuvo el fatídico despiste.

Durante la puesta en marcha del avión, el mecánico lanzador, encargado del último chequeo, advirtió un ruido raro en el motor derecho. No fue el único. Un piloto que estaba en el hangar también lo oyó. Pero los parámetros del F-18 eran aparentemente normales y a veces, al arrancar el aparato, sus motores hacían un ruido anómalo que desaparecía al subir revoluciones.

Cuando días después del accidente se analizaron los restos del aparato, se comprobó que los álabes (paleta curva de una turbomáquina) del rotor del motor derecho estaban destrozados y no por el choque contra el suelo. Dentro del compresor se encontró, partido en dos pedazos, un maneral de acero, una llave con cabezal intercambiable.

La comisión no logró determinar a quién pertenecía el maneral. Solo constató que la unidad no tenía ningún sistema para controlar las herramientas y recomendó que se instaurase.

Con ser grave, la rotura de un motor no tenía por qué haber provocado un accidente fatal si el piloto hubiera aplicado los procedimientos. Pero no lo hizo. No siguió los pasos recomendados para arrancar el avión, sino que ganó tiempo recurriendo a un atajo reservado para despegues de emergencia. De haber ido con menos prisa, quizá habría advertido que los parámetros del motor derecho estaban ligeramente por encima del límite.


(Fuente: El Pais)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 26/02/2019
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS