Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

¿Es inevitable que haya muertos en el trabajo?

07/07/2017

Alberto Alonso, director del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales-Osalan, es un hombre condenado a la insatisfacción permanente. Y con él, el conjunto de la organización que dirige.

El año pasado, Osalan contabilizó hasta 30.000 accidentes laborales, 116 de ellos graves y 40 trabajadores fallecidos.

En las dos últimas semanas se han sucedido los accidentes laborales mortales. ¿Es inevitable que haya muertos en el trabajo?

En absoluto. La prevención es una cuestión cultural, que tiene que calar al conjunto de la sociedad. El hecho de que pensemos que el accidente va vinculado y es inherente al trabajo es uno de los mayores obstáculos que tenemos. Hay que romper con esa idea de que el que trabaja corre un riesgo.

Pero cuando se ve como una empresa subcontrata y subcontrata para hacer una obra la conclusión es que se han abaratado los costes y todo va en contra de las medidas de prevención.

Así es. Hace unos meses hice público un dato que me preocupa: en el sector de la industria, el 40% de los accidentes ocurren en empresas subcontratadas. Una cosa es subcontratar la actividad y otra muy diferente subcontratar el riesgo.

Pero es cierto que hay un problema en cuanto a la nueva organización de las empresas que requiere de una reflexión más profunda por parte del legislador de la capacidad que tiene la ley para abarcar una problemática tan diversa.

La prevención de los riesgos laborales es una cuestión cultural que implica, compete e incumbe a todos. La responsabilidad de velar por la seguridad de los trabajadores es del empresario, pero incumbe a todos.

Es una inversión con retorno, tanto en productividad como en responsabilidad social.

Es decir, que la muerte en el puesto de trabajo es un fracaso de todos. Absolutamente. Sí, pero para empezar es un fracaso del sistema de prevención. Luego está la enfermedad profesional, que es una especie de accidente a largo plazo.

El primer mes de trabajo es terrible, es cuando más accidentes laborales se producen. Parece como si las empresas lanzaran a los trabajadores a su primer empleo sin una mínima formación.

Al final, con tanta precariedad y temporalidad el trabajador no sabe a qué peligros se enfrenta en su puesto de trabajo.

Es un escenario cambiante. Estamos acostumbrados al accidente aparatoso del aplastamiento, caída o atrapamiento, pero hay otros riesgos ‘invisibles’. Desde sustancias cancerígenas, riesgos psicosociales, acoso, estrés….Siempre han estado allí, pero era la última prioridad de los trabajadores. Pero hoy en día son riesgos muy ciertos.

¿Qué parte de culpa tiene en el estrés del trabajador el miedo a que no le vayan a renovar el contrato?

(Fuente: Eldiario.es)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 23/12/2017
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS