Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

La cara oculta de la recuperación económica en relación a la siniestralidad laboral

13/03/2017

La recuperación económica tiene una cara oculta que las administraciones públicas no tienen claro cómo atajar. Desde 2013 la siniestralidad en el trabajo no deja de crecer en Andalucía después de varios años descendiendo. Concretamente lo ha hecho en un 8,5%. El aumento es muy similar al que ha experimentado en el mismo periodo la afiliación a la Seguridad Social, un 9,8%, mientras que los años de descensos se correspondían con los de mayor destrucción de empleo.

En 2016 hubo 94.690 accidentes laborales en Andalucía, la inmensa mayoría leves. Si se descuentan los que se produjeron in itinere, es decir, los que se produjeron en el camino de idea o vuelta al lugar de trabajo, fueron 81.896 los siniestros.

Pero hay mucho más detrás de los números. El 42% de los accidentes mortales que hubo en 2016 se debieron a patologías catalogadas como no traumáticas. Son los infartos o los derrames cerebrales, que según la Dirección General de Relaciones Laborales y Seguridad y Salud Laboral de la Junta "no suelen ser directamente imputables a condiciones de seguridad laboral".

La actual composición del mercado de trabajo, un alto índice de temporalidad, provoca también un fenómeno llamativo: la escasa antigüedad en la empresa de los empleados fallecidos durante su jornada en 2016. Más de la mitad de las muertes -54 de 97- se registraron en personas que no llegaban al año de contrato; mientras que casi un cuarto -25- no habían cumplido un mes en la compañía.

El tamaño de las empresas es otro factor que incide de forma relevante en la prevención de riesgos laborales. 42 de los 97 fallecidos en 2016 durante la jornada laboral trabajaban en compañías con una plantilla formada por menos de diez personas.

La solución, según el sindicato, pasa por aumentar el número de inspecciones -dependientes del Estado-, pero también por aumentar el número de sanciones. "Somos la tercera comunidad de España en siniestralidad y ocupamos el puesto 11 en actuaciones derivadas de incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales. Algo falla", lamenta Martínez, que también apremia a la consejería de Empleo a que de un impulso a sus políticas en este ámbito.

En el último año, la Junta ha intensificado la labor del cuerpo de técnicos habilitados. Estos funcionarios autonómicos realizan una labor complementaria a la que lleva a cabo la Inspección de Trabajo. Su objetivo es verificar que se cumple la normativa y, en caso contrario, notifica al empresario para que pueda subsanarla.

(Fuente: Diario de Sevilla)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS