Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Condenan a responsables de una pirotecnia tras accidente grave de trabajador

03/08/2009

Dos responsables de una empresa pirotécnica de Málaga han sido condenados a un total de cuatro años de prisión tras el grave accidente que sufrió un trabajador que manipulaba un castillo de fuegos artificiales sin las medidas de seguridad exigidas por la ley.

Además de la pena de dos años de cárcel por un delito contra el derecho de los trabajadores para cada uno de ellos, el administrador y el encargado de la empresa deberán indemnizar con 3.600 euros a J.F.R., quien también recibirá 10.000 euros por vía de responsabilidad civil por los días que estuvo de baja.

Los hechos ocurrieron el 8 de agosto de 2004 cuando el trabajador, con veinte años de antigüedad en la empresa, se disponía a explosionar un castillo de fuegos artificiales en la Feria de Sedella (Málaga).

Según consta en la sentencia, el accidente ocurrió al verse obligado a prender el fuego con una yesca, lo que ocasionó que uno de los cohetes desviará su trayectoria hacia el y le explosionara en la cara y en otras partes del cuerpo.

En ese momento, J.F.R. no disponía de careta de plástico ni la ropa de aislamiento que debía suministrarle la empresa "para actuar con las debidas condiciones de seguridad".

Tras la explosión, el trabajador sufrió un traumatismo facial grave con múltiples fracturas y estallido del globo ocular derecho, por lo que estuvo veinte días hospitalizado y doscientos recuperándose de sus heridas.

Entre las secuelas que le quedan, y por las que se le reconoció la incapacidad permanente absoluta, se citan la perdida parcial de la nariz y de un ojo -por lo que porta una prótesis ocular-, un trastorno de ansiedad fóbico y aplastamiento facial con deformidad que produce "una importantísima repercusión estética".

En el juicio quedó probado que ni el empresario ni el encargado de la pirotécnica entregaron los medios de prevención mínimos para un trabajo "que supone un peligro cierto, por lo que era más que previsible que tarde o temprano se desencadenara un resultado lesivo para los trabajadores".

Los empleados que comparecieron en la vista oral coincidieron en que no se guardaba "ninguna" medida de seguridad ni en cuanto a ropa especial, caretas o zapatos, material que sí se les facilitó tras el accidente de Sedella.

Además, la víctima del accidente declaró en el juicio que uno de los motivos de lo ocurrido fue la mala calidad del material, la escasa longitud de las varillas y la falta de bengalas, lo que no ha podido determinarse "a ciencia" cierta durante el proceso judicial.

En el fallo facilitado a Efe se afirma que los responsables de la pirotécnica eran "plenamente conscientes" de las condiciones de falta de seguridad y de los riesgos que corrían sus empleados "y ninguna duda hay de que despreciaron cuantas indicaciones se contienen" en la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

(Fuente: ADN)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS