Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Desarrollado un nuevo sistema para detectar la conducción agresiva

17/12/2014

Los accidentes de tráfico provocan en el mundo 1,3 millones de muertes y 50 millones de heridos al año, siendo la principal causa de muerte en el segmento de población joven, entre los 15 y los 29 años. A las pérdidas personales,se añaden los enormes costes económicos por daños materiales y gastos médicos, en torno al medio billón de euros anuales.

El 70% de estos accidentes se relacionan con el factor humano y la conducción temeraria, fruto de una velocidad excesiva o inapropiada. Inducir nuevos hábitos de conducta podría evitar un porcentaje significativo de los accidentes.

Un grupo de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid ha demostrado que es posible detectar un comportamiento agresivo al volante monitorizando señales externas de la conducción, como la velocidad y la aceleración, ya que la agresividad opera como un filtro lineal sobre esas señales.

Los primeros trabajos de investigación desarrollados en esta línea abordan la caracterización mediante métodos intrusivos, monitorizando señales fisiológicas como el ritmo cardíaco, la respiración o el nivel de estrés. Estos métodos, aunque efectivos, son poco deseables porque generan molestias al conductor y representan una causa adicional de distracción. Por ello se ha optado por monitorizar señales externas como la velocidad o la aceleración.

La clave reside en que la agresividad opera como un filtro lineal sobre las señales como la velocidad y aceleración: escala su distribución de probabilidad, y modifica su valor medio, desviación típica y rango dinámico.

El modelo ha sido corroborado empíricamente bajo condiciones de conducción real, en las propias instalaciones de la universidad, probando su validez y generalidad para diferentes señales de conducción, distintos conductores y diversos tipos de carretera. Los resultados arrojan tasas de éxito superiores al 92% en la detección de comportamiento agresivo al volante a partir de señales de conducción.

En un futuro, este sistema de detección temprana, y en tiempo real, de la conducción imprudente podrá ser integrado en smartphones, contribuyendo significativamente a aumentar la seguridad en las carreteras.

(FUENTE: AGENCIA SINC.ES)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS