Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Moreno albañil con factor 50

10/08/2011

El casco no es suficiente. Tampoco llevar guantes, botas de seguridad, arnés, mascarilla o gafas. Ni tener colocadas redes para evitar las caídas en altura. Nada de eso garantiza la seguridad completa de los trabajadores de la construcción en verano. Porque nunca estarán completamente preparados para evitar un accidente laboral estos meses estivales si se olvidan de la crema solar, del agua, de una indumentaria adecuada e incluso de descansar a la sombra. Al menos ese es el mensaje que quieren trasladar los sindicatos a los empleados y empresarios ante el inicio del horario de verano en la construcción.

A partir de mañana jueves la jornada laboral en las obras debe reducirse una hora --bajando de ocho a siete-- en la provincia de Cáceres. La medida, que ya se aplicó en el 2008 bajo el consenso con la patronal y que en 2009 y 2010 quedó a voluntad del empresariado por la negativa de éstos a aplicarla --finalmente el Supremo les ha obligado mediante una sentencia a favor de los sindicatos--, se implantará en suelo pacense a partir del lunes. Estará en vigor durante un mes --hasta el 17 o 18 de agosto, según el territorio-- con el objetivo de lograr que los trabajadores de la construcción no pasen demasiadas horas expuestos al sol y a las altas temperaturas, previniendo así los accidentes por golpes de calor.

CCOO y UGT incluso invitan a las empresas a apostar por la jornada reducida, para eludir las horas de mayor presión térmica, y organizar la jornada de manera que los trabajos más exigentes en el exterior se realicen solamente durante las primeras horas del día. También han solicitado a la Inspección de Trabajo que sea rigurosa en la vigilancia y haga cumplir la reducción de jornada, recogida en el convenio del sector 2007-2011.

Este año además la Federación de la Construcción, Madera y Afines de CCOO quiere poner coto al llamado moreno albañil y ha puesto el acento en el riesgo que la exposición al sol tiene para la salud. "No hay que estar en la playa para contraer un cáncer de piel", subrayó ayer el secretario regional de esta organización, Jacinto Mellado, que aconsejó a todos los trabajadores de obras que se protejan frente a la radiación solar usando crema protectora. De hecho, es obligación del empresario facilitar el producto, según el artículo 176 del convenio de la construcción. Y el factor de protección de la crema debe ser superior a 50, señala CCOO, que también aconseja no trabajar sin camiseta.


(Fuente: elperiodicoextremadura.com)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS