Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

En el ámbito de la Ergonomía es frecuente realizar actuaciones en entornos industriales donde los movimientos realizados por los trabajadores son complejos, por ello, si se desea realizar una evaluación de riesgos con un nivel de precisión muy elevado, las técnicas tradicionales pueden dar lugar a un resultado aproximado que puede tener consecuencias a la hora de proponer las medidas preventivas correspondientes.

Este efecto puede ponerse de manifiesto, en mayor medida, si estamos pensando en el rediseño de puestos de trabajo. Por ello, es esas situaciones, es necesario realizar un análisis preciso de las posturas y los movimientos, lo que puede hacerse por medio de simulaciones adecuadas.

Con la paulatina introducción de la informática y la aparición de los sistemas de diseño asistido por ordenador, se comenzaron a desarrollar programas informáticos que, utilizando datos antropométricos de la población, permitían introducir en la escena figuras humanas.

Desde finales de los años 70, se han desarrollado sistemas de captura de movimiento como herramientas de diseño y de aplicaciones biomecánicas. Al proceso de captura y seguimiento de los movimientos se le conoce como MoCap (Motion Capture), consistente en capturar el movimiento humano y transferirlo a un modelo digital.

La captura de movimiento ofrece varias ventajas sobre la animación por ordenador de un modelo 3D, ya que se obtienen movimientos más reales en menor tiempo. Las animaciones pueden obtenerse en tiempo real y la cantidad de datos manejados no incrementa en exceso la realización de la modelización.

Existen diferentes técnicas para realizar la captura de los movimientos. Tradicionalmente se han empleado sensores electromecánicos, electromagnéticos, ópticos, por ultrasonido e inerciales o combinaciones de estos. Todos estos sistemas de captura constan de unos transductores o referencias, un transmisor o cables para enviar la información a un receptor y/o conversor analógico-digital y un ordenador para procesar los datos. Por ejemplo, los sistemas inerciales utilizan unos pequeños sensores, tales como acelerómetros y giroscopios, que recogen información sobre aceleración y velocidad angular.

Conociendo la posición inicial y la aceleración e integrando la información que recogen los sensores, puede determinarse la posición, el eje de giro y la velocidad angular de cualquier sensor. Los datos se transmiten a un ordenador, donde se observa sobre una figura animada el movimiento.

Para su aplicación en Ergonomía es útil contar con modelos musculoesqueléticos, capaces de predecir la actividad muscular de un individuo que realiza una determinada actividad laboral. De esta forma, tanto en el diseño como en la evaluación pueden valorarse las diferentes solicitaciones a las que se ve sometido el cuerpo humano al realizar determinados movimientos, al adoptar ciertas posturas o al realizar algún esfuerzo.

HADA Move – Human
El sistema HADA (Herramienta de Análisis y Diseño Asistido) fue concebido con el propósito de permitir la captura de movimientos en el propio puesto de trabajo. Con él es posible realizar un análisis tridimensional del movimiento (medida de ángulos, alturas, velocidades, aceleraciones, etc.), facilitando el análisis dimensional, la valoración de riesgos, así como el diseño y rediseño de puestos de trabajo. El equipo tiene diversas aplicaciones entre las que podemos destacar el diseño y rediseño de puestos de trabajo, evaluación de riesgos biomecánicos, valoración del daño corporal, formación, etc.).

HADA Move – Human es un sistema portátil que está compuesto por un conjunto de sensores de movimiento que se colocan al trabajador y un software para captura y análisis de movimiento.
Con la información obtenida, después de reproducir el movimiento con el modelo virtual, se puede interactuar con la escena y con el propio modelo, pudiendo simular diferentes percentiles de población realizando la misma tarea, evaluar los riesgos en cada caso con diferentes métodos, realizar el rediseño del puesto y verificar cómo afectan estos cambios a la valoración de los riesgos en las situaciones posibles.

PREMAP Seguridad y Salud, en colaboración con la Universidad de Zaragoza, el Instituto de Medicina Legal de Aragón y el Instituto de Ergonomía ha desarrollado unas pruebas específicas para la Valoración de la Capacidad Funcional de las personas, bien en el rango articular, bien desde el punto de vista funcional, a través del análisis de posturas y movimientos, lo que abre un amplio abanico de posibilidades para la aplicación de este dispositivo en el ámbito médico – forense en Valoración del Daño Corporal, en el ámbito deportivo, etc.

Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS