Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

Implementación de Programas de Actuación

Las condiciones de trabajo son una parte importante en la vida y pueden tener una decisiva influencia en los niveles de salud y bienestar, dentro y fuera del ámbito laboral. La prevención de riesgos laborales es un deber de las empresas y un derecho de los trabajadores, los cuales también deben velar por la protección de su propia salud y la de sus compañeros.

Este año la OIT, el próximo 28 de Abril en el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, marca el tema de la campaña “Estrés en el Trabajo: Un reto colectivo”. El informe se centrará en las actuales tendencias mundiales sobre el estrés relacionado con el trabajo y su impacto.

La gravedad de los consumos de alcohol y otras Drogas en el medio laboral ha sido reconocida desde hace tiempo por la Organización Internacional del Trabajo, que considera que el consumo de alcohol es un problema que concierne a un número elevado de trabajadores. Señala que los efectos nocivos del consumo de alcohol en el lugar de trabajo y en el rendimiento laboral son corrientes a todos los niveles. La seguridad profesional y la productividad pueden verse afectados de forma adversa por empleados bajo el influjo del alcohol. Indica también como el consumo de alcohol por los trabajadores produce un fuerte impacto, que se extiende a familia y compañeros de trabajo que son afectados en términos de pérdida de ingresos, estrés y baja moral. Por tanto el consumo de alcohol es un problema que no sólo afecta al consumidor, sino también al ambiente laboral y la eficacia de una empresa.

La aprobación de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) supone un cambio en las pautas de actuación de las empresas, con el fin de establecer una mejora de las condiciones de trabajo. Esta situación novedosa implica, así una modificación en la cultura preventiva laboral.

Para poder alcanzar los objetivos pretendidos, la mencionada ley plantea la necesidad de que el empresario, como máximo garante de la seguridad y salud de los trabajadores, deba realizar unas actividades en estas facetas a través de un modelo activo de actuación preventiva, lo que supone que las actuaciones deben ir encaminadas a la adopción de medidas que garanticen la seguridad y salud de los trabajadores. Es en este modelo de actuación preventiva donde se plantean las actuaciones en materia de alcohol y drogas en el lugar de trabajo, para prevenir los accidentes y proteger la salud de los trabajadores. Las actuaciones, por tanto, se deben desarrollar en el marco del Plan de Acción Preventiva de la propia empresa y, consecuentemente se apoyarán en las estructuras organizativas y operativas previstas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que define con claridad los agentes responsables así como las competencias en materia preventiva (establece la obligación o deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales (Art. 14.1, LPRL)


Luís Botija
Responsable de mercados Safety
Safety de DrägerSafety Hispania

Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS