Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

Las pequeñas empresas también pueden contribuir a la sostenibilidad

Juan Carlos Bajo Albarracín

Director del Área de Seguridad y Salud Laboral de Applus
Presidente de ANEPA
Director de Plato&Placer

El cambio climático nos preocupa, en mayor o menor medida, a todos. Sin embargo, la sociedad desde un principio se ha planteado que actuar sobre él y en particular sobre las emisiones de gases efecto invernadero es responsabilidad de los gobiernos y de las grandes corporaciones empresariales, en particular, de los sectores energéticos o industriales.

En un país como el nuestro sólo el 40% de las emisiones están relacionadas con las grades empresas, por lo que no estamos actuando sobre el restante 60%, posesionándose los pequeños empresarios como ausentes y ajenos al problema.

Sin embargo, en el restaurante PLATO&PLACER, aunque somos una pequeña empresa (6 trabajadores) hemos decidido que también podemos y debemos hacer algo. Por ello, además de otras actuaciones medio ambientales como la reducción al mínimo de vidrio desechable por el reciclable, hemos calculado nuestras emisiones de gases efecto invernadero transformándolas en emisiones de CO2 equivalente y posteriormente proceder a compensarlas a través de un proyecto forestal en Madagascar.

Para el cálculo de nuestras emisiones hemos incluido tanto las propias generadas por el restaurante (consumo de gas, electricidad, agua, papel, etc.) como las de nuestros stakeholders: los empleados, por el uso de transporte para acudir a su trabajo, los clientes, por la utilización de diferentes medios de transporte para acudir al restaurante y nuestros proveedores, dado que tienen que transportar sus mercancías al restaurante. Todo ello nos ha dado un total de 127,6 Toneladas de CO2. Lo que nos ha permitido conocer que cada uno de nuestros clientes por acudir al restaurante genera 5,6453KgCO2, y que nos permitirá dárselo a conocer a ellos y poder intentar concienciarlos.

Pero este calculo, no sólo nos sirve para conocer el valor de nuestras emisiones, sino que nos permite saber sobre cuales podemos actuar y disminuirlas, y quizás, lo que es más importante poder demostrar que las PYMES y micropymes podemos hacer cosas. En un país, donde la restauración representa un gran número de empresas, si todas compensáramos nuestras emisiones o al menos las conociéramos para reducirlas, el monto total sería significativo.

Así mismo, creemos y queremos demostrar que, independientemente de conceptos puramente medioambientales, el diferenciarnos inicialmente del resto del sector repercutirá positivamente en nuestra cuenta de explotación, pues creemos que la sociedad, que comienza a tener conciencia medioambiental, empieza a seleccionar aquellas empresas que en igualdad de oferta (calidad y precio) tienen conciencia social y actúan en consecuencia. Y si no es así, nos sentiremos igualmente de orgullosos de ayudar a un desarrollo sostenible.


Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 03/05/2020
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS