Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Jornada Mundial por el Trabajo Decente

07/10/2009

HOY, día 7 de octubre, más de ciento setenta millones de trabajadores y trabajadoras en el mundo celebramos la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Con ello, pretendemos recordar a nuestros respectivos gobiernos que el trabajo decente, esto es, aquel que resume las aspiraciones de las personas durante su vida laboral: un trabajo productivo y con un ingreso justo, con seguridad, con protección social tanto para el trabajador/a como para su familia, con igualdad para mujeres y hombres y posibilidad de participar en la toma de decisiones en la empresa, ha de ser una realidad para todos/as.
Casi doscientos años después del inicio de los movimientos obreros, cuando trabajadores y trabajadoras comenzamos a reivindicar nuestros derechos, a luchar por una sociedad más justa, seguimos demandando un mundo en el que los niños no tengan que trabajar (más de doscientos millones de ellos no van a la escuela atrapados en redes de explotación infantil), donde el salario sea el adecuado, y donde la vieja aspiración de «ocho horas para trabajar, ocho horas para dormir y ocho horas para vivir», sea, de una vez por todas, una realidad.
Ha pasado mucho tiempo, y, sin embargo, tristemente, la situación de partida en muchos países apenas difiere de aquella que dio origen al sindicalismo en el mundo industrializado. E incluso en aquellas naciones donde derechos y condiciones laborales parecían estar asegurados, asistimos con estupor a un cada vez más habitual ataque frontal hacia lo que tanto costó conseguir, y que, todavía, debemos seguir peleando. Ya no sólo se trata de las condiciones en las que viven y trabajan aquellos que se encuentran en los países en vías de desarrollo, hablamos también de nuestros propios países.
Cuando durante los últimos años los beneficios empresariales crecían desorbitadamente, en tanto que los costes salariales aumentaban en una proporción cinco veces menor que en el resto de la Europa de los quince y los salarios comparativamente iban perdiendo poder adquisitivo; cuando el gasto público social en nuestro país seguía estando en niveles ínfimos, cuando la consigna era la desregulación y el abuso, todo parecía perfecto. Pero no lo era. Y ahora, que la irresponsabilidad y avaricia de unos pocos nos han llevado a la mayor crisis que se recuerda, quienes con sus políticas neoliberales provocaron y alentaron esta situación, pretenden traspasar los daños a los que han sido en todo momento victimas de la codicia y descontrol, los trabajadores y trabajadoras.
Más de un millón y medio de puestos de trabajo perdidos durante el último año (en Málaga, casi cuarenta y cinco mil), la tasa de temporalidad en el empleo más alta que nunca, la negociación colectiva estancada, afectando a unos doscientos mil trabajadores/as en nuestra provincia, y las propuestas reiteradas de una reforma laboral que en realidad lo único que pretende es una mayor desregulación del mercado de trabajo. Mayor precariedad, mayor inseguridad, en beneficio de los mismos de siempre. Sobran razones para salir a la calle hoy, para pedir, para exigir, de nuevo, un trabajo decente.

(Fuente: Diario SUR)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 30/09/2017
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS