Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Noticias

Málaga y Sevilla entran en la élite universitaria con el Campus de Excelencia

25/10/2010


No hubo suerte la primera vez, pero este año el Ministerio de Educación no ha tenido duda en premiar el proyecto conjunto con el que las universidades de Málaga y Sevilla concurrieron a la convocatoria para hacerse con el sello de Campus de Excelencia Internacional. Las alianza de fortalezas fue la estrategia con la que hace un año comenzó a fraguarse Andalucía Tech, una iniciativa con la que las dos instituciones deberán demostrar ahora el potencial investigador con el que pretenden contribuir a mejorar el tejido productivo y a adaptar el campus a las necesidades reales de la sociedad actual.

Toda una declaración de intenciones para lograr la modernización de la universidad que finalmente ha logrado pista de aterrizaje para poder despegar. Ambas universidades ya calientan motores para convertir en una realidad este ambicioso proyecto que recibirá a finales de este año 5,3 millones de euros para estimular durante 2011 las primeras actuaciones de mejora de las cincuenta acciones que se incluyen. Pero hasta llegar aquí, los responsables de Andalucía Tech han tenido que recorrer un largo camino. Lo primero que había que hacer era hacer balance y analizar en qué había fallado el proyecto presentado en la convocatoria anterior y remozarlo. Aunque en lugar de eso, la rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, y su homólogo en Sevilla, Joaquín Luque, decidieron unir bajo un mismo lema las ideas visionarias que ambos tenían en la cabeza sobre cómo debía ser el campus del futuro.

Un gesto de "generosidad y valentía" por parte de la universidad hispalense, según explicó el vicerrector de Investigación de la UMA y uno de los padres de este proyecto, José Ángel Narváez, porque "ellos sí habían pasado el primer corte el año pasado y podrían haber pasado este año directamente a la segunda fase si lo hubieran hecho en solitario". Las dos universidades tenían claro cuáles eran sus fortalezas, sólo quedaba ponerlas en común y "hacer un proyecto creíble y de utilidad", aseguró. Si Málaga destaca por su posición en el ámbito de la tecnología de la información y de la comunicación, y la biotecnología, Sevilla, por su parte, tiene un enorme potencial en lo que a la tecnología de la producción y a la aeronáutica se refiere.

El resultado: un proyecto tecnológico que redundará en la "mejora real de la universidad y que nos permitirá constituirnos en el polo tecnológico más importante del sur de Europa", dijo el vicerrector de Investigación de la UMA con la satisfacción de "haber conseguido hacer un trabajo potente y realista que podemos poner en marcha desde mañana mismo". La unión entre el potencial del tejido productivo y empresarial de ambas ciudades y las universidades es a lo que los responsables de Andalucía Tech han llamado polos. Según el director de secretariado de Investigación y Transferencia de la UMA, Víctor Muñoz, es con lo que designará al espacio que se crea a partir de ahora "donde se darán cita la investigación de calidad de las universidades y las líneas de interés estratégico para las empresas que se quieran complementar con ella".

Y para hacer más creíble aún el proyecto se completó con la inclusión de los cuatro parques tecnológicos de la comunidad autónoma como "puntos aglutinadores de innovación y el mejor soporte para lograr la transferencia del conocimiento de forma global, u no sólo local", insistió Muñoz. Formación, investigación, transferencia e innovación son los pilares sobre los que se conjugará las fortalezas entre el sector empresarial y el ámbito universitario. El mejor ejemplo de este propósito es la intención de crear nuevas titulaciones orientadas a las necesidades de las empresas y las demandas del mercado laboral.

Con toda esta completa estructura, para el director de secretariado de Investigación y Transferencia fue "todo más fácilmente creíble porque lo que queríamos era demostrar que es posible hacer todo lo que incluimos en la memoria y no vender humo". Y lo han debido de hacer bien cuando unas 150 entidades públicas y privadas también creyeron en el proyecto y lo han apoyado para convertirlo en una realidad.

Será una fundación, que dirigirá un experto independiente y que será constituida antes de finales de año, la que se encargue de gestionar el proyecto de campus tecnológico valorado en 143 millones de euros. Las universidades de Málaga y Sevilla confían en que el Ministerio de Educación les conceda unos 70 millones de aquí a 2015. El resto tendrán que buscarlo ambas instituciones mediante otras fórmulas de financiación. Atrás quedaron los agravios que históricamente han marcado las relaciones en las dos capitales andaluzas de mayor importancia y peso económico de la comunidad. Nunca hasta ahora dos universidades habían concurrido juntas y habían hecho tal ejercicio de entendimiento por un proyecto común.

Con este reconocimiento, Málaga y Sevilla se suben al carro de las universidades de primera división, ya que hasta el pasado miércoles sólo cuatro universidades españolas, todas ellas en Madrid y Barcelona, habían conseguido esta codiciada distinción.


(Fuente: Malaga Hoy)

Desea enviar esta noticia por e-mail icono popup?

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 26/02/2019
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS