Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

Los accidentes de tráfico representan un problema de salud pública, con aproximadamente 1.2 millones de personas muertas cada año. Si bien es cierto, resulta notorio el esfuerzo realizado en muchos países, por mejorar la seguridad vial, en los países en vías de desarrollo, las fatalidades se han incrementado notoriamente, lo cual se refleja cuando analizamos, por ejemplo, la tasa de mortalidad promedio por accidentes de tránsito, que el 2013 era de 11 por 1000 000 habitantes para Norteamérica, y 22.1, para los países de la subregión andina, como Perú, Bolivia, Ecuador, y Colombia. En particular, si se considera el servicio de transporte interprovincial en autobuses, esta diferencia se incrementa en muchos países de la región, pues es conocido que en los países desarrollados, los accidentes graves no son muy frecuentes, por la introducción de nuevas tecnologías en el diseño de los autobuses, el empleo de sistemas de localización automáticos (GPS) y la incorporación de sistemas de seguridad en general, que facilitan la reducción de accidentes. De esta manera, en los países desarrollados, los autobuses se consideran un modo relativamente seguro de transporte, lo que no sucede en nuestros países, por lo que no existen muchos estudios al respecto, aunque siempre hay un interés creciente en la mejora de la seguridad de las operaciones de autobuses en todo el mundo.

En ese sentido, en los últimos años, se producen en el Perú, poco más de 3000 muertos, en promedio, por accidentes de tránsito, de los cuales se tiene un porcentaje cercano al 10% de fatalidades por accidentes de tránsito que involucran autobuses, en relación al total de fatalidades por accidentes de tránsito. Es decir que hablamos de alrededor de 300 muertes en promedio, causadas por accidentes de ómnibus de transporte interprovincial. Este valor está muy por encima de los valores proporcionados por la OMS de países de la región, y este ratio se ha incrementado en lo que va de este año 2016.

Analizando al detalle las causas de los accidentes de ómnibus de transporte interprovincial, los factores de riesgo pueden incluir las características y el comportamiento del conductor, las características de infraestructura, las condiciones ambientales, el tipo de colisión, la interacción con otros usuarios de la carretera, la antigüedad del autobús. A esto se puede sumar, la hora del día, las condiciones de iluminación, el clima y las condiciones de la carretera, el año del modelo de autobús, la edad y la experiencia del conductor, y la geometría de las carreteras. Asimismo, el aumento del número de carriles, del límite de velocidad y la presencia de estacionamientos en la calle conduce a aumentar la probabilidad de choques de autobuses. Es importante mencionar que los accidentes fatales que involucran vehículos pesados se originan por las grandes distancias, vinculados con grandes períodos de tiempo, horarios de manejo, usualmente nocturnos, plazos por cumplir, entre otros, que pueden contribuir a una variedad de factores que afectan el comportamiento del conductor, incluyendo la fatiga, el estrés y el uso de estimulantes para mantenerse despierto. Asimismo, existen estudios que asocian en forma concluyente, los accidentes de vehículos pesados con factores de riesgo relacionados al conductor (incluidos los trastornos del sueño y somnolencia, y el estado de salud), a las características de la carretera y el vehículo, y a las características del empleador/empresa (incluyendo la programación, la duración del turno y pago).

De esta manera y a modo de resumen se puede indicar que el desempeño de la seguridad de las empresas de autobús está determinado tanto por factores del medio ambiente como de organización. Los factores organizativos, incluyen tamaño de la empresa, la edad de la flota, tamaño de la flota operativa, kilometraje, tipo de carga, características del conductor, especificaciones del vehículo, factores de gestión en general y el cumplimiento de las normas de seguridad. Los factores organizacionales con efectos más significativos sobre la seguridad en las empresas de transporte pueden ser la antigüedad de los autobuses, el capital de la empresa de autobuses y el número medio de infracciones de tráfico de los conductores. Asimismo, se puede incluir los comportamientos de conducción, las características del conductor, el exceso de velocidad, el conducir ebrio, el cansancio de conducir y una conducción temeraria, incluyendo la incapacidad del conductor causada por enfermedad repentina.

En conclusión, en los países en desarrollo, existe una alta tasa de accidentes de tránsito que involucra a autobuses de empresas de transporte interprovincial, existiendo una multicausalidad en dichos accidentes. Por tanto es necesario identificar las variables más importantes que intervienen en los accidentes de tránsito causados por estos autobuses, encontrando el grado de correlación entre estas variables y la frecuencia y gravedad de los accidentes. De esta manera se podrán tomar las medidas más convenientes para reducir esta tasa, que pueden orientarse al estado de las carreteras, los conductores, la programación de los viajes, la organización y gestión de las empresas de transporte de pasajeros, entre otros.

Mag. César Corrales Riveros
Profesor Principal del Departamento de Ingeniería
Pontificia Universidad Católica del Perú

Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 23/07/2017
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS