Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

En los últimos años se han producido muchos desastres, ataques terroristas y otros incidentes graves que han demostrado la importancia de una respuesta eficaz a los incidentes a fin de salvar vidas, mitigar los daños y perjuicios, y asegurar un nivel básico de continuidad de las funciones sociales esenciales. Tales funciones incluyen servicios sanitarios y de rescate, suministro de agua y alimentos, así como de electricidad y de combustibles. Aunque en el pasado el enfoque de la respuesta ha sido a nivel nacional, regional o en el seno de organizaciones únicas, actualmente y para el futuro existe la necesidad de un enfoque multinacional o multiorganizacional. Esto es el resultado del establecimiento de relaciones y dependencias gubernamentales, no gubernamentales, comerciales e industriales a nivel mundial.
La respuesta eficaz a un incidente necesita un mando y un control estructurado, así como coordinación y cooperación, a fin de establecer la coordinación y cooperación, realizar procesos de mando y facilitar el flujo de información a través de las organizaciones, agencias y otras partes implicadas.
La respuesta a un incidente durante la asistencia a nivel organizaciones, regional o fronteriza, se espera que sea apropiada a las necesidades de la población afectada y también que sea culturalmente aceptable. Por este motivo, es esencial la participación comunitaria en el desarrollo e implantación de las medidas de respuesta a incidentes. Las organizaciones implicadas deben tener la aptitud de compartir un enfoque común en el ámbito de los límites geográficos y organizacionales.
Los requisitos de información, así como los requisitos relativos a la estructura y al proceso de gestión de la información, pueden permitir a la industria desarrollar soluciones técnicas que proporcionarán la máxima interoperabilidad de acuerdo con las necesidades de intercambio de información y comunicación durante la respuesta al incidente.
La publicación de la norma internacional ISO 22320 sobre Gestión de Emergencias permite a las organizaciones de respuesta a incidentes, tanto públicas como privadas, mejorar sus posibilidades para tratar todos los tipos de emergencias (por ejemplo, crisis, interrupciones y desastres). Las múltiples funciones de respuesta a un incidente se comparten entre organizaciones y agencias, con diferentes niveles de responsabilidad para el sector privado y el sector gubernamental. Por ello, existe la necesidad de guiar a todas las partes implicadas en la forma de preparar e implantar respuestas eficaces a los incidentes. Esta norma internacional, en base a requisitos mínimos, permitirá que las organizaciones implicadas funcionen con un eficacia conjunta óptima.
Esta norma internacional especifica los requisitos mínimos para una respuesta eficaz a los incidentes y proporciona los requisitos básicos para el mando y el control, la información operacional, la coordinación y la cooperación en el seno de una organización de respuesta a incidentes. Incluye también las estructuras y los procesos organizacionales de mando y de control, el apoyo a las decisiones, la trazabilidad, la gestión de la información, y la interoperabilidad.
Esta norma establece requisitos para la información operacional de respuesta a incidentes donde se especifican los procesos, los sistemas de trabajo, la obtención y gestión de los datos, a fin de generar oportunamente la información relevante y exacta. También apoya el proceso de mando y control así como la coordinación y cooperación, internamente dentro de la organización y externamente con otras partes implicadas, y especifica los requisitos para la coordinación y cooperación entre las organizaciones.

Esta norma internacional es aplicable a cualquier organización (privada, pública, gubernamental o sin ánimo de lucro) implicada en la preparación para, o en dar respuesta a, incidentes a nivel internacional, nacional, regional o local, incluyendo a las organizaciones:

a) responsables de, y que participan en la prevención de incidentes y en preparaciones de resiliencia (capacidad de adaptación);
b) que ofrecen guía y dirección en la respuesta a incidentes;

c) que desarrollan reglamentos y planes para el mando y el control;

d) que desarrollan planes de coordinación y cooperación multiagencias/multiorganizacional;

e) que desarrollan sistemas de información y comunicación para dar respuesta a incidentes;

f) que investigan en el ámbito de la respuesta a incidentes, de la información y la comunicación, y crean modelos de interoperabilidad de datos;

g) que investigan en el ámbito de los factores humanos de respuesta a incidentes;

h) responsables de la comunicación e interacción con el público.

Agustín Sánchez-Toledo Ledesma
Gerente de Seguridad y Salud en el Trabajo de AENOR

Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 26/02/2019
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS