Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario.
Si está de acuerdo con ello solamente pulse el botón aceptar y se ocultará este espacio, si quiere saber más visite el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información

english | français | deutsch | italiano | traductor                  
logotipo
borde superior

Editorial

El absentismo laboral es una de las principales preocupaciones que tiene cualquier organización, sea cual sea su tamaño, no solo por el hecho de la pérdida de horas de trabajo, sino por los elevados costes que supone este fenómeno y por los problemas para identificar cuáles son sus principales causas, medir su incidencia y adoptar medidas concretas para reducirlo. Cuando sus cifras exceden los límites de un fenómeno residual, se convierte en un serio problema para la productividad, y por ende en uno de los obstáculos a superar para mejorar la falta de competitividad del mercado de trabajo.

Resulta, por tanto, razonable el interés que muestran las organizaciones por adoptar medidas que sean efica- ces para hacer frente al absentismo. Ahora bien, para reducir sus niveles en las plantillas, la mayoría de las empresas acostumbran a llevar a cabo estrictos controles, restricciones y medidas sancionadoras, si bien podrían reducir sus índices de absentismo con una mayor eficacia mediante otras vías, por ejemplo a través de la pre- vención de riesgos y la adopción de medidas preventivas concretas.

Por lo que respecta a la prevención de riesgos, es conveniente que las organizaciones realicen buenos diag- nósticos que contribuyan a identificar cuáles son las principales causas del absentismo de la plantilla y cuáles son los riesgos del puesto. Esto es muy importante, pues en la medida en que se realice un diagnóstico adecuado de los distintos problemas y se identifiquen los riesgos, se podrán proponer las medidas y propuestas más opor- tunas para prevenir el absentismo laboral.

En materia de formación, es importante que las empresas formen a sus empleados y les faciliten una infor- mación completa acerca de los distintos riesgos del puesto. Todo ello, con el propósito de mejorar el control de los riesgos y peligros que puedan aparecer, el estrés, los conocimientos relativos a la seguridad en el trabajo, etc. Por tanto, las organizaciones pueden emplear la información y la formación para la prevención de riesgos laborales y, en consecuencia, para la reducción de la tasa de absentismo (se puede disminuir el número de accidentes e incidentes peligrosos).

Y en cuanto a la protección de la salud de los trabajadores, es necesario que las organizaciones innoven y desarrollen programas enfocados a cuidar y promover la salud (física y mental) de los empleados que consigan disminuir el número de bajas. Por un lado, las organizaciones pueden poner en marcha acciones y actividades en el lugar de trabajo orientadas a la salud física, es decir, apostando por entornos de trabajo y actividades saludables. Algunos ejemplos de estas acciones podrían ser la utilización de equipos ergonómicos para ayudar a la manipulación de cargas, la adaptación a las nuevas tecnologías para facilitar la labor del personal, o el diseño de campañas de salud en base a las características de la organización para la mejora de los hábitos alimenticios o de actividad física de los trabajadores. Por otro lado, las organizaciones pueden integrar activi- dades de promoción de la salud mental que alivien la sobrecarga de trabajo, ya que esta origina en los trabaja- dores sentimientos de estrés, ansiedad, depresión, una mayor accidentalidad y un aumento de las bajas por enfermedad.
Para concluir, la prevención de riesgos laborales es, sin duda alguna, una gran arma para luchar contra el absentismo.

Miguel Ángel Gómez Salado
Contratado Predoctoral. Plan Propio de Investigación y Transferencia de la
Universidad de Málaga

Volver

 
ETSII Universidad de Málaga Ayuntamiento de Málaga Consejería Empleo Limasa Emasa GIOSCTPRL
 

© Cátedra Prevención y Responsabilidad Social corporativa 2011. Actualizada el 30/09/2017
Icono de conformidad con el Nivel A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid HTML 4.01 Transitional Valid CSS Valid RSS